Publicado el Deja un comentario

Gama Clásica repasa la historia de algunos coches de película… Ford Torino, Aston Martin DB5, Cadillac Miller…

Hay coches que han logrado engrandecer su popularidad gracias al séptimo arte.

A lo largo de la historia del cine, son muchos los vehículos que han inmortalizado su fama en la gran pantalla. Gama Clásica, empresa especializada en la comercialización de neumáticos para coches de época, ha preparado un breve recorrido por algunos de los más célebres.

De James Bond, uno de los personajes de ficción más conocidos de todos los tiempos

Es vastamente conocida su afición por el Dry Martini, pero también su amor incondicional, en los largometrajes, por los Aston Martin. Así, por ejemplo, en James Bond contra Goldfinger (1964) se le puede ver en un extraordinario Aston Martin DB5. Su caso, no obstante, es curioso, porque ejemplifica que la novela original y su adaptación cinematográfica no siempre concuerdan. El Agente 007, fruto de la imaginación del escritor Ian Fleming, en el campo literario no conducía Aston Martin, sino que optaba por otra marca británica, Bentley.

El coche también toma una relevancia especial en el título de las películas

Más allá de su papel en el filme, en determinadas ocasiones el coche también toma una relevancia especial en el título de las películas, tal y como sucede en Gran Torino (2008), de Clint Eastwood. En esta obra indeleble, el veterano de guerra estadounidense Walt Kowalski aparece a menudo cuidando de su preciado Ford Torino. Pero más allá del papel del coche en relación al protagonista y el desarrollo de la trama, cabe considerar que el famoso modelo de la marca automovilística Ford, popularizado también por Starsky y Hutch, da nombre a la película.   

Aunque no sea el caso de Bond y de Kowalski

Es importante destacar que no todos los coches de película son conducidos por personajes masculinos. En Thelma y Louise (1991), de Ridley Scott, por ejemplo, Susan Sarandon y Geena Davis se embarcan en una road movie trepidante mediante un Ford Thunderbird 1966 descapotable.

Por último, la historia del cine nos enseña coches clásicos que han sido retocados con el objetivo de ofrecer al espectador una sensación futurista. El Cadillac Miller-Meteor del filme Cazafantasmas (1984) es un ejemplo de este tipo, así como el DeLorean DMC-12 de Regreso al futuro (1985).

La lista de coches de época aparecidos en el séptimo arte se podría alargar durante páginas y páginas. Esta breve selección de Gama Clásica, no obstante, demuestra el protagonismo que han mantenido los coches clásicos también en el mundo del cinema. Porque las modas tienen fecha de caducidad, pero los clásicos perduran.    �ۼ

Ford Torino – Ford Thunderbird – Aston Martin DB5 -Cadillac Miller-Meteor – DeLorean DMC-12

Publicado el Deja un comentario

¿Cómo cuidar de los neumáticos de banda blanca?

Los neumáticos de banda blanca nacieron por motivos meramente estéticos.  La célebre franja blanca, que es del mismo color que el caucho natural, se consolidó, ya desde su invención, como un símbolo que aportaba elegancia a los vehículos. “Son un tipo de neumáticos que quedan muy bien. Entonces eran vistos como un extra que daba al coche un toque de distinción que se podía identificar desde la distancia”, explica el gerente de Gama Clásica, empresa especializada en neumáticos clásicos, Pep Solé. Aunque se pusieran de moda sobre todo durante la primera mitad del siglo XX, su huella imborrable ha llegado hasta nuestros días. Muchos coches clásicos los lucen todavía en la actualidad, y son diversas las empresas que los fabrican.

“Son muy solicitados”, asegura Solé, que a través de Gama Clásica distribuye diferentes tipos de neumáticos con banda blanca. Si bien es cierto que existen imitaciones de la banda blanca, Solé afirma que “se distinguen fácilmente”. “Las imitaciones se adhieren durante el proceso de montaje, y van unidas entre el talón del neumático y la llanta. Lo que pasa es que en poco tiempo se despegan, y a simple vista se puede comprobar que están separadas del neumático”, explica Solé. Por si no fuera suficiente, estas imitaciones suelen dañar el neumático, y al coger velocidad suelen conllevar problemas de vibración, ya que en su colocación no quedan bien equilibradas. “Su calidad y durabilidad son muy bajas. A los dos o tres meses suelen dar problemas”, advierte el gerente de Gama Clásica.

La banda blanca original requiere de un cuidado especial. “La limpieza es el tema estrella”, avisa Solé, que no es partidario de las soluciones mágicas. “Es muy difícil limpiar la banda blanca. El primer consejo, claro está, es que se ensucien lo menos posible”, añade. En este sentido, conviene taparla cuando el coche esté estacionado, para que no le toquen ni el sol, ni el fango, ni las humedades, ya que todos estos factores la ensucian y envejecen. Los últimos modelos de banda blanca vienen ya con unas tiras de color azul que se colocan encima de la franja blanca durante el montaje y transporte de los neumáticos. Para limpiarlos Solé recomienda agua y jabón y, sobre todo, mucha paciencia.

Publicado el Deja un comentario

La película de color azul que protege la banda blanca

Desde Gama Clásica queremos compartir con todos vosotros una información que consideramos de interés. Cuando recibáis vuestros neumáticos de banda blanca comprados en Gama Clásica, os llegarán recubiertos con una película de color azul, muy parecida a la de la imagen. Sobre todo: ¡No os asustéis! No es un ningún defecto. Se trata de un protector. Su misión principal es que la banda blanca no se ensucie durante el transporte y el posterior montaje de los neumáticos, para que el cliente pueda salir a pasear con su coche de época con unos neumáticos en excelente estado.

Publicado el 1 comentario

Consejos para el mantenimiento de los neumáticos de un coche clásico

Mantener los neumáticos en unas condiciones óptimas es una tarea ineludible para garantizar una conducción segura y eficiente. En el caso de los coches clásicos, esta cuestión aún toma más importancia, por razones de antigüedad y de fabricación. Es por este motivo que desde Gama Clásica queremos ofrecer a nuestros lectores una serie de consejos útiles para cuidar los neumáticos de los vehículos clásicos.

En primer lugar, cabe considerar que el coche de época, generalmente, recorre pocos quilómetros a lo largo del año. Así, pues, uno de los factores fundamentales es su almacenaje, ya que la mayor parte del tiempo el vehículo está aparcado. Según afirma el gerente de Gama Clásica, Pep Solé, es preferible, en este sentido, que el coche no toque el suelo cuando esté guardado, ya que de este modo se evita la deformación del neumático. “Se puede levantar el vehículo sobre algún tipo de plataforma, o mediante flat stoppers”, afirma Solé. Este tipo de cuidado se hace especialmente recomendable en los neumáticos diagonales. También es muy importante que el espacio donde se estacione el coche no tenga humedades, y que el vehículo quede bien protegido de la luz directa del Sol, así como de las temperaturas demasiado frías o calientes.

En el caso de la circulación, el principal mantenimiento consiste en el control periódico de la presión de los neumáticos. “Como se trata de vehículos que hacen pocos quilómetros al año, sería bueno comprobar la presión de los neumáticos antes de cada salida”, advierte Solé, que también aprovecha la ocasión para recordar que la presión se debe tomar siempre con los neumáticos en frío, nunca en caliente.

Por último, Solé afirma que, debida la estructura del neumático, los propietarios de coches con neumáticos diagonales deberán ser más exhaustivos a la hora de cumplir con todos estos requisitos. “La deformación del neumático radial es menor”, concluye Solé. De todos modos, la mejor opción es, según Gama Clásica, seguir siempre estos consejos, aunque se disponga de neumáticos radiales.

Publicado el Deja un comentario

¿Neumáticos radiales o diagonales?

¿Neumáticos radiales o diagonales? Esta es una cuestión interesante, dentro del complejo y apasionante mundo de los coches de época. Distinguir la tipología de neumático, a simple vista, no es una tarea fácil. Pep Solé, responsable de Gama Clásica, explica que algunos expertos pueden diferenciarlos a través de los tipos de dibujo del neumático.

Ahora bien, entre el público general no especializado, la mejor forma de identificar el tipo de neumático consiste en fijarse en el lateral de la pieza: en los neumáticos radiales se pude observar una numeración y la letra erre, cosa que los diferencia de los diagonales, que no contienen esta simbología.

El neumático radial se adapta mejor a la vía y permite una conducción más segura y fina

Es importante destacar que, más allá del aspecto, tal y como manifiesta Solé, es en el momento de conducir el coche cuando se nota de una forma más evidente el contraste entre estas dos tipologías de neumáticos. “Los neumáticos diagonales disponen de muchas estructuras de capa, y por lo tanto son muy rígidos. Esto lo que conlleva es que la conducción sea mucho más dura, y en consecuencia más complicada, por ejemplo, sobre carreteras viradas. En cambio, el neumático radial se adapta mejor a la vía y permite una conducción más segura y fina”, explica Solé.

Los primeros neumáticos que se fabricaron eran todos del tipo diagonal.

Se necesitaban, entonces, muchas capas internas para poder aguantar el peso de un coche, que en aquella época era mucho mayor que en la actualidad. No es hasta mediados del siglo XX que aparecen los neumáticos radiales, montados de una manera más lineal, sin necesidad de tantas capas interiores y en general menos rígidos.

Que neumáticos ofrecen al conductor mejores garantías para una conducción fina y cómoda

En resumen, desde el punto de vista más pragmático, parece que no habría lugar a dudas, entre radiales y diagonales: la modernidad, es decir, los neumáticos radiales, ofrece al conductor mejores garantías para una conducción fina y cómoda. En este sentido, no hay dilema. Ahora bien, la elección entre un radial y diagonal puede depender de muchos otros factores. En la decisión, por ejemplo, pueden entrar también factores estéticos. “En cualquier coche clásico puede montar tanto el neumático diagonal, que es con el que probablemente salió de fábrica, como el radial”, asegura Solé. “Nosotros siempre decimos lo mismo: si el coche de época en cuestión está pensado para realizar bastantes quilómetros, siempre es preferible optar por el neumático radial.

Mejor escoger qué tipología de neumático armoniza mejor con su automóvil

Aun así, si lo que buscas es la originalidad, y no es preciso que el vehículo haga demasiado recorrido, estéticamente puede ser interesante mantener los diagonales”, afirma Solé. Lo importante, pues, es saber qué funcionalidad tendrá el coche de época en cuestión. Responder a estar pregunta ayudará al propietario a escoger qué tipología de neumáticos radiales o diagonales armonizan mejor con su automóvil. La empresa Gama Clásica, especializada en neumáticos clásicos, asesora de forma individualizada a sus clientes a la hora de tratar ésta y otras cuestiones que pueden despertar dudas.

Publicado el Deja un comentario

Gama Clásica valora positivamente su participación en Espíritu de Montjuïc

 

 

Gama Clásica hace una valoración global positiva de su primera participación en el festival Espíritu de Montjuïc, celebrado durante los días 6, 7 y 8 de abril en el Circuit de Barcelona – Catalunya. Pep Solé, gerente de la empresa, destaca la variedad de actividades ofertadas por la organización y la excelente respuesta del público: “Aunque las condiciones meteorológicas no acompañaron, la asistencia fue buena y pudimos disfrutar de un fin de semana intenso, marcado por el despliegue de Peter Auto y sus espectaculares automóviles”. Unas 20.500 personas se acercaron para disfrutar de esta cita ineludible para los amantes de los coches clásicos, que este año celebraba su séptima edición.

“Estos festivales, que van más allá de la mera exposición y que te permiten ver coches, pilotos y mecánicos en acción, ya se organizan con mucha frecuencia en otros países, tales como Inglaterra, Alemania y el norte de Francia”, recuerda Solé, que considera necesario que este tipo de eventos se expandan por el territorio peninsular. El formato propuesto por Espíritu de Montjuïc marca, para Solé, en este sentido, el camino a seguir en los próximos años.

Gama Clásica, especializada en la distribución de neumáticos clásicos, estuvo en el Paddock Boxes de Espíritu de Montjuïc durante todo el fin de semana. “Nos fue muy bien para seguir dándonos a conocer”, asegura Solé, que se muestra convencido de que “es importante que las empresas del sector estén presentes en estos eventos, no solamente para aprovechar la ocasión en términos comerciales, sino también para contribuir al fortalecimiento de la afición de la gente por el motor clásico”.  En este sentido, Solé, que es un entusiasta de los clásicos, asevera que Espíritu de Montjuïc ofreció al público la oportunidad de “ver más de 230 vehículos que no se acostumbran a dejar ver en este tipo de ferias”. Entre estas piezas únicas, preciosas y míticas, que tienen una larga y sugestiva historia a sus espaldas, Solé confiesa llevarse un grato recuerdo personal de los vehículos que corrieron las 24 horas de Le Mans y de un Maserati que perteneció al célebre guitarrista Mark Knopfler.

Publicado el 5 comentarios

Pirelli Collezione: nuevos neumáticos clásicos años 50-70

Gama-Clasica_PIRELLI_COLLEZIONE

Pirelli ha anunciado el lanzamiento de una nueva gama de neumáticos destinada a los coches clásicos llamada Collezione, dedicada a los modelos de los años 50 a 70.

Se trata de un neumático construido con las técnicas modernas, pero que recupera el aspecto clásico de los de época, con lo que pretende conseguir unir dos elementos fundamentales como son el buen rendimiento de las gomas actuales con una imagen que no desentonará en los modelos más emblemáticos del pasado.

Los ingenieros de Pirelli han tomado las medidas originales de los distintos vehículos y características de la suspensión, para reproducirlos de manera idéntica y lograr un comportamiento similar al de los neumáticos originales. Los principales materiales para la construcción de estos neumáticos son el nylon de alto rendimiento, así como la construcción de carcasa dual, con cables de acero en las geometrías. Con lo que se logra un mejor agarre y una evacuación de agua muy por encima del que ofrecerían neumáticos originales.

Entre los coches de destino se encuentra un amplio abanico de marcas. Ferrari en casi toda la serie de modelos del periodo referenciado, el Lamborghini Miura, el Mercedes 300 SL, los Porsche 911 refrigerados por aire, pero también otros modelos menos especiales, como el Volkswagen Beetle.