Publicado el 1 comentario

Consejos para el mantenimiento de los neumáticos de un coche clásico

Mantener los neumáticos en unas condiciones óptimas es una tarea ineludible para garantizar una conducción segura y eficiente. En el caso de los coches clásicos, esta cuestión aún toma más importancia, por razones de antigüedad y de fabricación. Es por este motivo que desde Gama Clásica queremos ofrecer a nuestros lectores una serie de consejos útiles para cuidar los neumáticos de los vehículos clásicos.

En primer lugar, cabe considerar que el coche de época, generalmente, recorre pocos quilómetros a lo largo del año. Así, pues, uno de los factores fundamentales es su almacenaje, ya que la mayor parte del tiempo el vehículo está aparcado. Según afirma el gerente de Gama Clásica, Pep Solé, es preferible, en este sentido, que el coche no toque el suelo cuando esté guardado, ya que de este modo se evita la deformación del neumático. “Se puede levantar el vehículo sobre algún tipo de plataforma, o mediante flat stoppers”, afirma Solé. Este tipo de cuidado se hace especialmente recomendable en los neumáticos diagonales. También es muy importante que el espacio donde se estacione el coche no tenga humedades, y que el vehículo quede bien protegido de la luz directa del Sol, así como de las temperaturas demasiado frías o calientes.

En el caso de la circulación, el principal mantenimiento consiste en el control periódico de la presión de los neumáticos. “Como se trata de vehículos que hacen pocos quilómetros al año, sería bueno comprobar la presión de los neumáticos antes de cada salida”, advierte Solé, que también aprovecha la ocasión para recordar que la presión se debe tomar siempre con los neumáticos en frío, nunca en caliente.

Por último, Solé afirma que, debida la estructura del neumático, los propietarios de coches con neumáticos diagonales deberán ser más exhaustivos a la hora de cumplir con todos estos requisitos. “La deformación del neumático radial es menor”, concluye Solé. De todos modos, la mejor opción es, según Gama Clásica, seguir siempre estos consejos, aunque se disponga de neumáticos radiales.

Publicado el Deja un comentario

¿Neumáticos radiales o diagonales?

¿Neumáticos radiales o diagonales? Esta es una cuestión interesante, dentro del complejo y apasionante mundo de los coches de época. Distinguir la tipología de neumático, a simple vista, no es una tarea fácil. Pep Solé, responsable de Gama Clásica, explica que algunos expertos pueden diferenciarlos a través de los tipos de dibujo del neumático.

Ahora bien, entre el público general no especializado, la mejor forma de identificar el tipo de neumático consiste en fijarse en el lateral de la pieza: en los neumáticos radiales se pude observar una numeración y la letra erre, cosa que los diferencia de los diagonales, que no contienen esta simbología.

El neumático radial se adapta mejor a la vía y permite una conducción más segura y fina

Es importante destacar que, más allá del aspecto, tal y como manifiesta Solé, es en el momento de conducir el coche cuando se nota de una forma más evidente el contraste entre estas dos tipologías de neumáticos. “Los neumáticos diagonales disponen de muchas estructuras de capa, y por lo tanto son muy rígidos. Esto lo que conlleva es que la conducción sea mucho más dura, y en consecuencia más complicada, por ejemplo, sobre carreteras viradas. En cambio, el neumático radial se adapta mejor a la vía y permite una conducción más segura y fina”, explica Solé.

Los primeros neumáticos que se fabricaron eran todos del tipo diagonal.

Se necesitaban, entonces, muchas capas internas para poder aguantar el peso de un coche, que en aquella época era mucho mayor que en la actualidad. No es hasta mediados del siglo XX que aparecen los neumáticos radiales, montados de una manera más lineal, sin necesidad de tantas capas interiores y en general menos rígidos.

Que neumáticos ofrecen al conductor mejores garantías para una conducción fina y cómoda

En resumen, desde el punto de vista más pragmático, parece que no habría lugar a dudas, entre radiales y diagonales: la modernidad, es decir, los neumáticos radiales, ofrece al conductor mejores garantías para una conducción fina y cómoda. En este sentido, no hay dilema. Ahora bien, la elección entre un radial y diagonal puede depender de muchos otros factores. En la decisión, por ejemplo, pueden entrar también factores estéticos. “En cualquier coche clásico puede montar tanto el neumático diagonal, que es con el que probablemente salió de fábrica, como el radial”, asegura Solé. “Nosotros siempre decimos lo mismo: si el coche de época en cuestión está pensado para realizar bastantes quilómetros, siempre es preferible optar por el neumático radial.

Mejor escoger qué tipología de neumático armoniza mejor con su automóvil

Aun así, si lo que buscas es la originalidad, y no es preciso que el vehículo haga demasiado recorrido, estéticamente puede ser interesante mantener los diagonales”, afirma Solé. Lo importante, pues, es saber qué funcionalidad tendrá el coche de época en cuestión. Responder a estar pregunta ayudará al propietario a escoger qué tipología de neumáticos radiales o diagonales armonizan mejor con su automóvil. La empresa Gama Clásica, especializada en neumáticos clásicos, asesora de forma individualizada a sus clientes a la hora de tratar ésta y otras cuestiones que pueden despertar dudas.